Como empezo todo

Me llamo Alicia Orce comencé porteando a mi segundo hijo en el 2012 y me enamoré del porteo.

Pude portear con diferentes portabebés.

 Disfruté de portearle durante tres años, hasta que me quedé embarazada de mi tercera hija con la que durante el embarazo preparé con mucha ilusión los diferentes fulares y bandoleras que iba  a usar en cuánto naciera.

El porteo supuso y supone para mi una forma de vida, ha supuesto tiempo de llevar a mis hijos junto a mi corazón, de poder sentir el calor de los mismos, de darles muchos besos,  de ser su tranquilidad cuando eran porteados, de generar un vínculo más seguro, de sentir poder satisfacer sus necesidades.

Me apasiona portear y eso lo traslado a las familias.

Mi trato es cercano,  dando un excelente servicio postventa, tratando a los clientes con mucho respeto pues los primeros días y meses de vida del nuestros bebés necesitamos que nos mimen y nos comprendan.

Gracias al porteo me siento realizada en parte puedo volcar mi profesión como psicóloga en cierto modo y me siento bien pudiendo ayudar a tantas familias por medio de los portabebés y las redes sociales y de encuentros en Zaragoza que trato de fomentar, generando un apoyo y sostén que tanto necesitan las familias en los primeros meses.

Por todo ello y animada por las familias aragonesas me lanzo a abrir una tienda nueva de porteo ergonómico y así poder dar mayor atención y servicio a las familias.